Reputación, la moneda del futuro

reputacion la moneda del futuro emprendimiento social
Doctorado en Innovación en Responsabilidad Social y Sostenibilidad

Como emprendedores, es vital que estemos siempre al tanto de las tendencias. Tener un mirada constante hacia el futuro es la mejor estrategia para convertir el cambio en un área de oportunidad. Y aunque muchas veces llegan de manera abrupta y repentina, existen algunos que pueden anticiparse con tiempo; si se tiene la sensibilidad necesaria.

Uno de estos casos se expone grandiosamente por Rachel Botsman, una de las innovadoras sociales más importantes en el surgimiento de la economía colaborativa.

Maestría en Responsabilidad Social

Ella, en su plática de TED “La moneda de la nueva economía es la confianza”, explica como en un mercado que depende de transacciones entre extraños se necesita alguna clase de mecanismo para saber en que desconocido podemos confiar y en quien no. Y todo esto está tomando auge precisamente por los adelantos tecnológicos, cada vez más frecuentes, que incrementan la eficiencia y las redes sociales; haciendo que compartir sea cada vez más fácil.

El resultado da pie a un nuevo concepto: el “capital de reputación”, que no es más que el valor que los otros te otorgan en relación a tus intenciones, capacidades y valores en ciertas comunidades.

Lo interesante es que, a diferencia de hoy en día, la reputación que guardamos en distintos círculos se integrará en un mismo lugar, acompañándonos a donde sea que vayamos.

Y aunque esto puede sonar algo paranoico, lo que produce es en realidad muy positivo para la sociedad. Más allá de facilitar transacciones o detectar incoherencias entre individuos, lo que evidencia esto es el poder de la tecnología para generar confianza entre desconocidos. Es la siguiente etapa en las relaciones humanas, puesto que uno es recibido en un entorno foráneo de acuerdo a su historial. Es la encarnación digital del karma en el siglo XXI.

Por supuesto que lo anterior también presenta nuevas preguntas importantes cuyas respuestas aún no están en el panorama. Falta por perfeccionar mucho el sistema si se pretende evitar huecos e injusticias.

Pero si algo queda claro, y debemos tomar en cuenta para nuestro presente es que debemos mejorar nuestra reputación todo lo posible y, en la medida de lo razonable, capturarlo en modos visibles para todo público. 

He aquí 5 recomendaciones para mejorar nuestro capital de reputación:

  1. Analiza como te perciben en tu entorno y detecta posibles debilidades; entre más conciencia tengamos de nosotros, mayor control poseeremos en nuestras acciones.
  2. Dedica parte de tu esfuerzo en acciones que favorezcan tu imagen; tanto a nivel laboral como personal. Recuerda que la congruencia es clave.
  3. Busca que la gente te califique y recomiende en las redes sociales donde sea el caso (LinkedIn, CouchSurfing, BlaBlaCar, AirB&B, etc.)
  4. Comenta y califica a otras personas de acuerdo a sus acciones. Se consciente del peso de tus palabras.
  5. Acércate a plataformas como trustcloud.com y comienza tu perfil de confianza. Probablemente entre antes, mejor.

Sigamos conversando en twitter. Puedes encontrarme como @sotosonrisas

Fuente: Disruptivo.tv, el sitio en el que encontrarás todo sobre emprendimiento social, innovación, negocios de impacto y startups. Contáctanos: disruptivo@blokmedia.mx

Maestría en Responsabilidad Social