México y su compromiso con la Agenda 2030

México y su compromiso con la Agenda 2030: ¿Qué es la Agenda 2030? ¿Por qué existe? y, ¿cuál es su propósito? En el año 2015 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció una visión transformadora hacia la sostenibilidad económica, social y ambiental invitando a los gobiernos, empresas, instituciones educativas, ONGs, comunidad científica y sociedad civil.

México y su compromiso con la Agenda 2030

El objetivo central es un cambio basado en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para el año 2030. Dentro de la agenda, el cuidado del medioambiente es un tema prioritario, entre los que destacan los siguientes:

Maestría en Responsabilidad Social

¿Cuáles fueron los avances de la Agenda 2030 en México en materia medioambiental durante el 2021? A continuación, haremos un repaso de lo más relevante.

Los triunfos mexicanos 

El COVID-19 fue un obstáculo para la Agenda 2030, ya que ralentizó el progreso de los objetivos en tres dimensiones: la económica, la social y la medioambiental en 2021. De acuerdo al Reporte de desarrollo sustentable 2021: la década de acción por los ODS publicado por la Universidad Cambridge que midió el desarrollo de los 17 ODS en 2021, México obtuvo una calificación de 69.1 general, ubicándolo  en el puesto 80 en el Índice de los ODS.

De acuerdo al Reporte 2021 de Cambridge, en México hubo una mejora moderada en los ODS relacionados con energía asequible y no contaminante. Cambridge destaca el incremento en el número de la población con acceso a combustibles limpios y tecnología para cocinar. También se disminuyó la liberación de CO2 procedente de la quema de combustibles fósiles, de la producción de cemento y de las importaciones.

El país destaca en avances medioambientales como reducción de emisión de carbono, energía limpia y conservación de ecosistemas.

Además, se mantuvieron estables las emisiones de CO2 generadas de la quema de combustibles para la producción de electricidad y calefacción así como la proporción de energía renovable utilizada en el suministro total de energía primaria como la solar, eólica, hidráulica,  geotérmica, mareomotriz y biomasa.

Los esfuerzos de las empresas privadas

En México uno de los retos más grandes es la emisión de CO2. El Instituto de Recursos Mundiales señala que nuestro país es el segundo lugar en generación de emisiones de gases de efecto invernadero en América Latina sólo superado por Brasil. Los sectores que más carbono generan en el país son:

  • El transporte (28%) y la generación de electricidad (23%).
  • La agricultura (14%) y la industria manufacturera y construcción (10%).
  • Residuos (7%), procesos industriales 6%) y emisiones fugitivas (5%).
  • Quema de otros combustibles (4%) y edificaciones (3%).

Durante la conferencia “Conocimiento para la acción climática” del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México (INECC) se reveló que México redujo la emisión de dióxido de carbono en 50 millones de toneladas de 2018 a 2020.

El sector privado también ha contribuido a la causa. Un ejemplo de ello es la empresa Philip Morris México (PMM) que logró que su planta productora en Jalisco fuera la primera de la compañía en el continente americano en obtener la certificación de Declaración de Carbono Neutral. Este reconocimiento forma parte de su misión de lograr “un futuro libre de humo”.

PMM también comunicó que invertirá cerca de ocho millones de dólares para instalar una nueva planta captadora de Co2 con la capacidad de capturar hasta 24 toneladas de carbono. Ambos anuncios de la empresa están alineados con el compromiso que tomaron con la Agenda 2030 y los 17 ODS.

Lograr la meta de la Agenda 2030 es una tarea de todos. Entre más personas, organizaciones y compañías se unan, habrá más posibilidades de abrir una senda hacia un desarrollo sostenido, inclusivo y en armonía con el planeta.

[cp_modal display="inline" id="cp_id_c4991"][/cp_modal]